DestacadasFrancisco Martínez

#PsicologíayDeporte: ‘Fast fútbol’ por Francisco Martínez Gómiz

En una sociedad donde todo lo nuevo llama la atención, donde los cambios son rápidos, donde nos cansamos rápidamente de lo antiguo y de lo viejo, volvemos a caer en el mismo error de hace dos años. Me estoy refiriendo a la selección española de fútbol casi por unanimidad, el seleccionador nacional anterior salió del equipo, sabiendo que los resultados son los que condenan o habilitan a los entrenadores. Pero era una selección que era un combinado bastante competitivo, con unos jugadores que desgraciadamente ya no son los mejores del mundo, como pasaba años atrás.

El periodismo español se ensañó con un entrenador que te puede gustar más o gustar menos, pero que sacó hablando de resultados lo máximo posible. Es verdad que en este último mundial podía haber avanzado alguna ronda más, pero a nivel estadístico era un equipo bastante competitivo y difícil de batir. Cambiamos de entrenador, cambiamos de jugadores, cambiamos hasta de equipación y lo que ha no cambiado son los malos resultados. Por supuesto hay confianza y conocimientos para darle la vuelta a esta situación, pero España desde hace tiempo no tiene sistema de juego, la brújula se ha perdido, los rivales nos conocen, nos dejan el balón.

Jugamos mucho con él en el centro del campo sin generar ocasiones y por el contrario los rivales siempre nos hacen gol de forma sencilla. Esto va mucho más allá de sistema táctico y va mucho más allá solamente de la disposición y de lo bueno y lo malo que pueda ser un entrenador. El fútbol ha evolucionado, esos cambios que pedíamos también han salpicado y afectan al propio fútbol y hay que evolucionar con él.

Si nos fijamos, hay muy pocos jugadores de primer nivel en nuestra selección, de los cinco primeros del mundo hay muy pocos que sean españoles, los equipos punteros de España tienen pocos seleccionables, y eso habla del nivel de nuestra selección. No solo los cambios o lo nuevo es lo mejor, muchas veces nos llevamos por modas y vemos que los resultados no son los que esperábamos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights