DestacadasPolideportivo

El brasileño de Unicaja Costa de Almería, Paulo Bertassoni contento con el «método Carreño»

Destaca lo importante y positivo que ha sido el stage en Lisboa

Estuvo cuatro temporadas en Benfica repartidas en dos periodos, el primero de tres años y el segundo, pasado el tiempo, de uno más. Por eso, y por lo visible del potencial actual que tiene el club luso, Paulo Renán Bertassoni pone en valor el trabajo del Unicaja en la capital lusa, también jugando contra Sporting: «Ha sido importante para saber dónde estábamos en la preparación; sacamos cosas buenas, sobre todo supimos lo que teníamos que mejorar, y estamos en una línea ascendente. Me gustan las ideas de Carreño y vienen cosas buenas».

Así lo manifiesta textualmente el colocador brasileño, acomodado ya en Almería con su familia y muy feliz de que, en breve, esta se verá ampliada. «Voy a decir una novedad: en febrero vamos a tener otro hijo, va a nacer un almeriense, es un niño, y las sensaciones son buenísimas». Todo suma en su alto nivel de voleibol: «Estoy viviendo un tiempo feliz y espero que pueda transmitirlo para todos dentro de la pista porque un hijo siempre trae alegrías».

Bertassoni habla claro: «Me motiva lo que el entrenador nos transmite en los entrenos y la manera en la que quiere que juguemos, diferente a lo que he tenido en los últimos años». Está claro que «cada entrenador tiene una idea y sabe lo que tiene que hacer para sacar lo mejor de los jugadores, así que si el grupo cree, la tendencia es lograr alguna cosa buena». Por lo tanto, «hay que confiar en Carreño y trabajar duro porque no es fácil lo que quiere, demanda mucho tanto física como técnicamente; en dos días hemos mejorado mucho, pasito a pasito».

Abunda más al respecto: «Esta semana estamos buscando arreglar los errores de Lisboa y el objetivo es llegar bien al primer partido de la Superliga; además, esta semana estará Matt [Neaves, opuesto canadiense]; es la pieza que faltaba para que los entrenamientos queden cada día mejor». En su mente privilegiada para la lectura del juego ya tiene almacenado «cómo se portan los atacantes durante el partido, principalmente en los momentos difíciles». La puesta en escena ha sido la idónea: «Jugamos conta dos equipos que ya están casi listos para jugar, con plantillas completas, más grandes que la nuestra, con un mes más de entrenamiento, y fue difícil; a partir de ahora por delante tenemos cuatro partidos, sobre todo como rival el Melilla, que será clave para situarnos de nuevo dónde estamos».

Un ingrediente fundamental para esta buena marcha que sigue el proyecto de Unicaja Costa de Almería es que «no veo ni una sola mala persona aquí y la experiencia con los más jóvenes es una mezcla buena», asegura. Para el colocador, «compartir energía entre jóvenes y veteranos sirve para complementarnos como equipo y grupo; las vivencias que tengo me dicen que cuando hay un grupo bueno las posibilidades de logar cosas es mayor».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights