DestacadasPolideportivo

Unicaja Costa de Almería se hace con los servicios de Motos

El club ahorrador ficha al joven colocador conquense, con solo 18 años y procedente de la Permanente de Palencia

El reclamo que supone hacia los jóvenes valores del voleibol español poder entrenar bajo las órdenes de Pablo Ruiz tiene una muestra clara con este ‘fichajazo’. El equilibrio entre la veteranía y la juventud, ambas con el nexo común del talento, también lo tiene con este anuncio. Unicaja Costa de Almería se hace con los servicios del mejor colocador juvenil de España, que será ‘pareja de baile’ de uno de los mejores colocadores de la Superliga: Jaime Motos (Cuenca, febrero de 2006) debutará al máximo nivel siendo ahorrador y con la libreta de apuntes preparada para que Paulo Renán Bertassoni sea su maestro.

Procedente de la Selección Permanente de Palencia, llega con las ideas muy claras: “He elegido este club porque es el que me transmite más confianza, no solo por los jugadores, sino también por el entrenador, porque creo que me va a ayudar mucho en mi desarrollo tanto personal como deportivo”. Pablo Ruiz recoge el guante: “Jaime es un colocador con mucho talento, con unas cualidades técnicas que lo hacen candidato a ser el colocador de la Selección Absoluta en el futuro, y estoy muy convencido de que entrenar día a día al lado de Paulo y el resto de sus compañeros hará que mejore mucho más”.

El técnico considera esta temporada como clave para la proyección del conquense, una apuesta de futuro también para el club: “Ojalá pueda estar muchos años con nosotros y que podamos ayudarle a desarrollar todo su potencial”. La dinámica no va a ser problema: “La ética de trabajo la tienen; yo sé el trabajo que se hace a diario en Palencia y creo que este chico puede ayudarnos mucho”. Tampoco la ambición del jugador, que no se ‘corta’: “Tengo mucha suerte de poder compartir puesto con Paulo Renán y poder aprender a su lado; va a ser un gran rival y una meta a tratar de superar”. Mide 185 centímetros.

Es gracias a Fredinson Mosquera y una de sus captaciones que Jaime sea ahora jugador de voleibol: “Vino a mi instituto, me apunté y empecé a jugar siendo infantil de primer año, primero como receptor, pero al poco tiempo me cambió a colocador”. Eso fue un ejercicio de maduración para él, porque no le gustaba la idea, pero era lo mejor para él, tal y como se demostró con “una llamada en 2022 para ir a Palencia: “No me lo pensé dos veces y eso hizo que entrase en las listas de España para competiciones internacionales”. Viene, de hecho, con el éxito reciente de la clasificación para el Campeonato de Europa”.

Jaime Motos Guijarro es amante del deporte en general, “me considero buen estudiante”, asegura, y en su tiempo de ocio disfruta de los amigos y de la familia. Responsable, sabe apreciar cada momento, y también fichar por Unicaja Costa de Almería: “Me siento muy feliz de poder formar parte del club y con ganas de empezar esta temporada, que no cabe duda de que va a ser muy buena”. En ese sentido, conoce la ‘tradición’ ahorradora a lo largo de los años: “Sé que es un equipo que siempre lucha por los puestos más altos de la Superliga y sigo a muchos jugadores que han pasado por este grandísimo club”.

Sobre Almería, “sé que es una muy buena ciudad, tanto para vivir como para jugar a este deporte”, textualmente, y del Moisés Ruiz, “aun no he tenido la suerte de estar allí, pero es un templo del voleibol y cuenta con una afición muy acogedora e imponente”, añade. Precisamente a la grade se refiere: “Quiero insistir en que sepáis que estoy muy contento de estar en Unicaja Costa de Almería y ojalá que podáis disfrutar tanto como nosotros de nuestros partidos”. Motos pondrá todo para que así sea: “Si por algo me destaco en este deporte es por la constancia diaria y por un fuerte deseo de ganar cualquier partido”.

Los referentes también hablan muy bien sobre su juego, al que aspira: “Uno es Luciano de Cecco por su creatividad a la hora de jugar, y otro es Ángel Trinidad por su mente fría en momentos importantes”. Con el segundo se medirá en la Supercopa de España, así que será un sueño cumplido. Su objetivo, “formarme como jugador, y estoy dispuesto a darlo todo para mejorar y poder ayudar al club en lo que pueda”. Eso, traducido en cuanto a resultados, “espero que luchemos por lo más alto y que si hay algún momento que no ganemos, que demos la cara y que hayamos dado todo en el campo”.

Jaime Motos tiene dos sueños, “poder jugar en las mejores ligas del mundo y formar parte de la selección nacional absoluta”, y ambos comenzará a impulsarlos con mayor fuerza vistiendo el verde ahorrador, ya que lleva trabajando en ellos desde antes. Es el momento de su proyección, y se pone en las mejores manos: “He tenido la suerte de hablar con él (con Pablo Ruiz) y me ha parecido muy buen entrenador, alguien con las ideas muy claras que llevará las riendas del club para llegar a lo más alto de nuevo”. Desparpajo dentro y también fuera de la pista, este conquense es la primera pieza de la nueva era verde.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights