DestacadasPolideportivo

Tarrazo, nuevo fichaje de Unicaja

Procede de la Selección Permanente de Palencia, mide dos metros de altura y cuenta con tan sólo 18 años

De manera consecutiva, después del anuncio del colocador Jaime Motos, Unicaja Costa de Almería hace pública la incorporación de otro de los mejores exponentes jóvenes del voleibol nacional. Procedente también de la Selección Permanente de Palencia, con dos metros exactos de altura y 18 años, que serán 19 al poco de comenzada esta temporada, llega Aleix Tarrazo Fernández (Barcelona, octubre de 2005). Se trata de un paso al frente ahorrador hacia su central del futuro, en esa construcción a medio plazo que ha iniciado Pablo Ruiz a base de talento al que darle forma y confirmar en lo más alto.

De hecho, este catalán que un día normal de playa con sus amigos salió jugador de vóley gracias a Pepe Ramírez, va ser forjado a fuego en ‘la fragua’ de dos grandes, Borja Ruiz y Jorge Fernández, bajo la supervisión del técnico almeriense. Aleix sabe lo que le estará esperando, y está dispuesto a endurecerse y hacerse el más poderoso: “Yo me considero bastante competitivo en el campo, no me gusta perder, y sé también que puedo aprender rápido y adaptarme a diferentes situaciones”. Sobre sus maestros una vez con el verde, Borja Ruiz es uno de sus referentes de siempre junto a Julián García Torres.

Se unirán, por lo tanto, uno de los mejores centrales españoles de todos los tiempos con un chico que se fija en cada gesto del cartagenero, su modelo: “En este mundo del vóley tengo dos referentes claros, que son Borja, con el que voy a tener la suerte de compartir vestuario, y también ‘Juli’, ambos, de los mejores centrales de este país”. A esa terna de los más grandes se une Jorge Fernández, que también estará a su lado durante un año para dispararse como jugador: “Estoy muy orgulloso de poder compartir puesto con estos dos grandes centrales, ambos con gran experiencia, y voy a aprender mucho de ellos”.

Ha seguido sus trayectorias, “muchos años en la Selección Absoluta y han triunfado en clubes extranjeros también”. Esa competitividad que va a sostener sesión tras sesión, día a día, que le hará crecer exponencialmente, ha sido uno de los motivos de su elección, a pesar de “tenía otras ofertas”. Así lo ha explicado: “Cuando me llamó el Unicaja tuve claro que tenía que venir aquí, porque sé que es un gran equipo y que entrena muy bien con los jóvenes”. El eje en ese sentido, Pablo Ruiz: “Ha pasado también por Palencia y es un gran entrenador, porque si no, no estaría ahí, así que tengo ganas de entrenar ya con él”.

Por su parte, el técnico tiene muchas esperanzas depositadas en este central: “Aleix es un chico joven, con mucho potencial para crecer en los próximos años, y creemos que va a aportar al equipo en bloqueo, ya que a pesar de ser eso, un jugador joven, tiene buena capacidad de lectura y de desplazamiento en esa faceta del juego, lo cual será importante en algunos momentos de la temporada”. A eso ha añadido que “estar con dos jugadores como Borja y Jorge puede ayudarle a mejorar en otras acciones, así que si viene, que así será, con la actitud que se le presupone y trabaja a nivel físico…”.

Pablo Ruiz se muestra convencido de que “puede mejorar mucho esta temporada y, a su vez, puede convertirse en el futuro en uno de los centrales titulares de Unicaja Costa de Almería”. Tarrazo viene cargado de ganas y motivación: “Uno de mis sueños ya se hace realidad, ya lo he conseguido, que es llegar a la Superliga, y también me encantaría llegar algún día a la Selección Absoluta y, por supuesto, ganar títulos”. Se siente ahora en ese camino: “Quiero ayudar al equipo a hacer una gran temporada; estoy seguro de que con el grupo que tenemos podemos llegar muy lejos, y yo quiero ayudar a conseguirlo”.

El barcelonés mantiene, eso sí, los pies en el suelo: “Este año lo quiero aprovechar para aprender mucho de mis nuevos compañeros y poder mejorar mi nivel”. Central desde un principio, se siente cómodo, “desde que empecé a jugar me pusieron de central, supongo que porque era alto y me gusta jugar en esa posición”, reconoce, y no olvida sus raíces: “Pepe Ramírez me vio en la playa, en La Rápita, donde veraneo, me quiso para jugar en el Roquetes de SM2 y al decirle que era de Barcelona me recomendó el Sant Martí, en el que Paco Fernández me guio hasta llegar a la Permanente”.

Con desparpajo, ya ha dedicado su primer “¡vamos, verdes!” a la afición ahorradora, con la que está deseoso de encontrarse: “Estoy muy contento de llegar a este gran club y a la ciudad, quiero conseguir muchos logros con el equipo y espero que estéis todos en el Moisés Ruiz para apoyarnos y ayudarnos a llegar a lo más alto”. Previamente, “conocía el club y algunos jugadores que juegan aquí”, si bien no Almería: “Nunca he estado, pero estoy impaciente por estar ya ahí; aunque nací en Barcelona, tengo raíces andaluzas”. A Aleix se le desborda la ilusión: “Aún no me lo creo y haré todo lo posible por triunfar”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights