DestacadasPolideportivo

Ecoculture Costa de Almería exhibe su potencial durante 33 minutos, pero se le ‘para el reloj’ y acaba perdiendo por uno ante un pabellón lleno a reventar (76-77)

Ecoculture Costa de Almería exhibe su potencial durante 33 minutos, pero se le ‘para el reloj’ y acaba perdiendo por uno ante un pabellón lleno a reventar (76-77).

Ha llegado a estar 15 arriba, pero a partir del minuto 25 se ha atrancado y en los últimos siete se le ha parado el reloj, sin capacidad de reacción, ante la mejor entrada de público que se recuerda.

FICHA TÉCNICA.

ECOCULTURE COSTA DE ALMERÍA (76). Patrick Mendes (13, 1 triple), Luis Rueda (6, 1 triple), Edwing Cole (13 puntos, 2 triples), Juanmi Molina (9, 1 triple) y Karim Fall (7) -quinteto inicial-. También actuaron Nahuel Peña (2), Guillermo Casini (5), Alberto González (6), Roberto Rueda (6, 2 triples) y Martí Duch (9, 3 triples).
TU SÚPER LA ZUBIA (77). David García (19, 3 triples), Javier Hernández (28, 2 triples), Mir, Rui Pereira y Devin Wright (20) -quinteto inicial-. También actuaron López, Molina, Eloy Almazán (5), Ricardo Revelles (4) y Francisco Serrano (1).
ÁRBITROS. Castillo Morales e Ibarra Sánchez. Extrañamente mal en la señalización y con un llamativo afán de protagonismo, con inexplicables e interminables parones para consultar con la mesa de manera constante.
PARCIALES. 30-18, 23-22 (descanso) 14-19, 9-18.
INCIDENCIAS. Partido disputado en el Pabellón Moisés Ruiz, con lleno a reventar en la grada, con todas las categorías de cantera del club, que fueron presentadas y homenajeadas en el descanso, junto a las instituciones, colaboradores y a los colegios e institutos en los que se imparte baloncesto bajo la disciplina de CB Almería.

CRÓNICA.

Dos son las conclusiones fundamentales que se pueden extraer de la derrota de Ecoculture CB Almería en la tarde de hoy en el Pabellón Moisés Ruiz ante Tu Súper La Zubia por 76-77. La primera es que el equipo de David Bernárdez tiene potencial para incluso pasar por encima de cualquier rival al menos de este grupo de la Liga EBA, ya que enfrente estaba nada menos que el segundo clasificado, ante el que la renta al descanso era de trece puntos; y la segunda, que al plantel le falta un pequeño ajuste para no sufrir extraordinarias ‘pájaras’ como la que se ha anunciado en el tercer período y ejecutado en el cuarto, cuando se ha echado por la borda todo el sensacional trabajo de los 25 primeros minutos del choque.

El cuadro almeriense ha llegado a estar quince arriba, con un baloncesto trepidante, estratosférico en el lanzamiento exterior, poderoso en ataque interior a pesar de que hoy Karim Fall ha sido más un enemigo que un amigo (lo cual no suele ocurrirle) y con una velocidad de ejecución trepidante.

Un esquema de juego que se ha traducido en rápidas ventajas, aunque con ciertos altibajos, derivados sobre todo de las dificultades para parar al base final, un crack almeriense (en concreto de Garrucha) que no deja de ganar ‘básket’ con los años, como David ‘Didi’ García, que tras años en LEB Oro ha encontrado un cómodo refugio en La Zubia y que ha sido el gran artífice del triunfo de su equipo a base de manejo del juego, dirección y también anotación (19 puntos y tres triples con un 60% en esta distancia).

De hecho, el partido se ha llegado a romper en la primera parte, pero no lo ha hecho de manera definitiva porque él ha logrado ir manteniendo a su equipo en el mismo, amenazando constantemente con la remontada. El acierto de colocar sobre él en defensa a Roberto Rueda ha evitado que pudiera salirse con la suya antes del descanso, al que se ha llegado con trece arriba para los locales, tras la inicial exhibición de Patrick Mendes, bien secundado por Juanmi Molina y Edwing Cole.

Crónica de una muerte anunciada y el parón del reloj.

A la vuelta del vestuario, la decoración ha cambiado de manera radical. ‘Didi’ ha seguido a lo suyo, pero esta vez encontrando también el acierdo de sus compañeros Hernández Ferrón y sobre todo Wright, que se ha convertido en el dueño y señor de la zona en defensa y ataque, frente a un Fall muy negado de cara al aro (dos de ocho en tiros de dos, cero de dos y un nefasto dos de diez en tiros libres) y un Cole inexplicablemente fuera del partido, apenas intentando imponer la superioridad que ha exhibido en otras ocasiones.

Aún así, al último ‘mini-descanso’ Ecoculture Costa de Almería ha conseguido llegar con una renta de ocho arriba, aunque la dinámica ya era mala, de falta total y absoluta de ideas en ataque, donde el porcentaje de triples ha comenzado a caer de forma dramática al tiempo que se abusaba de ese tipo de lanzamientos, mientras que en defensa exhibía una palmaria incapacidad para defender algo tan simple como el bloque directo y continuación en cabecera de ‘Didi’ y Wright.

El final del partido ha sido desesperante. Siete de las últimas ocho jugadas locales se han resuelto con fallos desde el triple y sólo una se ha traducido en dos puntos, por la vía del tiro libre, gracias a un pequeño rayo de luz de Cole intentando irse al aro: lo más flagrante es que, en esa única ocasión, ha tenido éxito.

La derrota ha sido la crónica de una muerte anunciada desde el tercer período, pero certificada en siete últimos minutos en los que Ecoculture Costa de Almería no ha sabido reaccionar bajo ningún concepto.

La buena noticia es que su excepcional trabajo y trayectoria hasta ahora le hace conservar el liderato con doce victorias en 16 partidos, una más que su rival de hoy, La Zubia, y dos más que ULB, Camper Eurogaza y Colegio El Pinar. La mala, que el Pabellón Moisés Ruiz repleto, en la mejor entrada de la temporada, no ha podido ver a su equipo ganar. Queda Liga y la posición es inmejorable. Toca aprender y recuperar las sensaciones experimentadas hasta el minuto 25 del día de hoy.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights