DestacadasPolideportivo

Buena prueba de fuego de Unicaja Almería en Lisboa

Balance positivo del conjunto almeriense en la capital portuguesa, en la que ha trabajado conjuntamente con el Benfica

Viaje de vuelta, un día de descanso, este lunes, y a seguir llenando el granero de cara al cada vez más cercano comienzo de la Superliga. Desde Lisboa se trae Unicaja Costa de Almería una versión mucho más avanzada de si mismo, puesto que la estancia de cinco días por tierras portuguesas ha solidificado el juego propuesto por Charly Carreño en su primer proyecto de vuelta a casa. De hecho, el entrenador almeriense realiza un balance “como no, positivo”, trasladado a diferentes facetas del día a día del equipo. Destaca algo clave para él como “el entendimiento del cuerpo técnico sobre lo que necesita el equipo”.

El volumen general y prácticamente completo del stage en la capital de Portugal ha sido con el ‘socio’ de lujo de cada pretemporada desde hace años, un potente SL Benfica que ha dado todas las facilidades para el trabajo ahorrador y ha sido un rival de mucha entidad con el que crecer de cara a lo que se quiere. Pero, además, ha habido hueco para cerrar este periodo tan fructífero con un partido-entrenamiento a puerta cerrada contra Sporting: “Nos hemos encontrado ante dos equipos absolutamente en ritmo de Copa Ibérica; los dos, dentro de apenas unos días, van a competir por un nuevo título ‘muy goloso’”.

Se jugará en Gran Canaria y medirá el voleibol portugués con el español, siendo los dos representantes de nuestro país el campeón de la Superliga, Guaguas, y el campeón de la Copa del Rey, Grupo Herce Soria: “Hay muchas ganas de luchar por él, y tanto Benfica como Sporting tienen muchísimo ritmo de juego”. Lo de menos han sido los resultados y eso es algo que se ha tenido claro desde el primer momento, pero las sensaciones han sido excelentes, visto que se ha vivido tan solo la tercera semana de preparación: “Ante Benfica hemos sufrido una presión de saque muy, muy, muy, muy alta”.

Este aspecto, junto a los demás problemas que ha propuesto el conjunto del Águila, “nos ha servido muchísimo para adaptarnos de un partido a otro, hemos ido corrigiendo todos los ajustes necesarios de lo que nos proponía el rival, y en el encuentro del día siguiente hemos conseguido hacerlo un poco mejor”, manifiesta textualmente Charly Carreño. Con todo, el técnico se queda con la tarea: “Ahora mismo, el error nos condiciona a la hora de rendir y de poder conseguir estar cerca de estos dos rivales en el 20-20, que sería una de las ideas para estos periodos, el poder competir y juntarnos en el 20-20 o 22-22, y a partir de ahí que haya detalles que decidan los sets”.

A pesar de haber ganado el primer set del único partido ‘semioficial’ disputado, único con público, el de presentación de Benfica, y cumplir con ese objetivo en alguna manga más, a Carreño no le vale: “Estar cerca en los momentos decisivos nos ha costado, porque el error ahora mismo nos condiciona, pero es importante dejar claro que es error de control técnico, parte y propio de la pretemporada, y que con el volumen del entrenamiento esas cosas irán bajando”. Eso sí, hay algo que le gusta mucho, “el entendimiento y esa relación interpersonal entre jugadores ha ido mejorando día a día”, dentro y fuera de la pista.

Dentro, “me ha gustado cómo se comunican los jugadores en el campo, dependiendo de las situaciones que nos daba el juego”, textualmente: “He notado un buen ambiente para que esa comunicación interna, y también con el cuerpo técnico ha sido bastante fluida, y ha sido como tiene que ser, constructiva, crítica, exigente”. Todo ello suma en su balance: “Las sensaciones con las que nos volvemos son de que traemos en la mochila de Lisboa una serie de aspectos, tanto técnicos como tácticos, en los que trabajar y hacer énfasis, si bien el equipo casi en todas las facetas del juego tiene margen de mejora”.

Este martes se retoma el trabajo y el fin de semana se vuelve a competir, esta vez más cerca, en Huétor Vega, el sábado frente a Costa del Vóley, y si se gana, el domingo ante el vencedor del encuentro entre Melilla Ciudad del Deporte y Almendralejo. Por ahora, el análisis de Lisboa pasa del laboratorio a la pista: “Nos han dejado por delante estos días, de miércoles a domingo, claramente ciertos aspectos específicos a trabajar, a los que se dará más importancia para que el equipo mantenga o consiga jugar a un nivel estable”. Detalla Carreño “partes técnicas de control de balón y otras de interrelación de jugadores, colocadores – atacantes, que son de día a día, como digo yo, son de lunes por la mañana”.

El ojo crítica y el sentido de la perfección conducen al nuevo Unicaja Costa de Almería en el camino de “problemas y soluciones, las que vienen el lunes por la mañana, así que nada, volvemos con ganas de trabajar y desde este martes ya orientando el trabajo de la semana para terminarla jugando ojalá que dos partidos, uno contra Costa el sábado y un posible choque contra Melilla el domingo”, dicho de modo literal. El técnico no da mucha importancia a que seguramente se habría sido más fuerte estando completos, y sobre el opuesto canadiense Matt Neaves solo desea “que esté con nosotros esta semana”.

Sí reconoce que su llegada “puede darle sobre todo estabilidad al equipo; está claro que, por momentos, jugar sin opuesto no es lo idóneo, y más pensando que los rivales tenían un nivel muy alto, en plena preparación para luchar por un título ibérico”. Charly Carreño y su Unicaja Costa de Almería han solidificado su imagen, aprovechando el tiempo tal y como se ha hecho en las dos semanas previas, a dos fines de semana del debut en casa contra Valencia en competición oficial. Ambos se competirá, puesto que el siguiente, tras Huétor Vega, hay compromiso en Priego de Córdoba contra Melilla y en Utrera en la final de la Copa de Andalucía, ante los locales, Mintonette, Costa o Universidad de Granada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights