DestacadasRadioblogRadioBlog: Minuto 92

VÍDEO BLOG #Minuto92: El peloteo, el entreguismo y la mentira como método de defensa de un club

VÍDEO BLOG #Minuto92: El peloteo, el entreguismo y la mentira como método de defensa de un club, por Víctor J. Hernández Bru.

No he podido evitar acordarme del viejo dicho aquel de “cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba y el tonto sigue”, al leer el artículo que ha publicado esta semana un amigo bajo el título de “Desde el segundo uno se montó una campaña de desprestigio”, en referencia a la temporada de la UDA y a su CEO, Mohamed El Assy.

Y no porque piense que mi amigo sea tonto, que no lo creo en absoluto, pero sí porque se está comportando con matemática precisión (lo de la matemática le gustará, sin duda) como el prototipo que describe el dicho.

Conste que he discutido sobre esto mil y una veces con él y ni hemos llegado a un acuerdo ni lo vamos a hacer, en primer lugar, porque él reconoce, y al menos el reconocimiento de la verdad le honra, que cree que alguien que escribe en medios de comunicación debe defender a capa y espada al club de su ciudad, aunque lo haga rematadamente mal, porque la primera obligación es ayudar al mencionado club.

Repito que alabo su sinceridad, aunque con ella esté reconociendo de manera clara que lo que él hace no tiene nada que ver con el periodismo, que consiste justo en lo contrario: relatar los hechos, moleste ello a quien moleste, perjudique a quien tenga que perjudicar.

Pero más allá de que lo que hace mi amigo nada tiene que ver con el periodismo, siendo obviamente mucho más propio del forofismo más extremo, sus palabras encierran cosas peores. Porque ser forofo y es algo absolutamente loable. Lo que no lo es tanto es mentir. Y si alguien que escribe, sobre todo si lo hace en un medio de comunicación, describe lo contrario de lo que percibe o lo calla, lo que está haciendo es mentir. Eso, querido, es francamente feo.

A él ya digo que no lo voy a convencer de nada ni lo pretendo, porque quien reconoce que calla informaciones para no perjudicar a su equipo, obviamente no tiene ningún interés por la realidad ni por la verdad. Pero no está mal recordar que el ‘arribafirmante’, efectivamente, empezó el pasado verano a constatar los hechos que nos han traído hasta aquí: en junio cero fichajes, en julio uno, Édgar; a doce de agosto, seis jugadores firmados tras haberse salvado en el minuto 84 de la última jornada y, de ellos, sólo dos con experiencia en Primera División.

Entonces comencé a adelantar lo que para mí era una innegable evidencia: que la UD Almería era carne de Segunda División, lo cual se ha cumplido, aumentado y exagerado por la propia realidad. Y no, no se trataba de ninguna campaña de desprestigio, sino de un relato preciso y exacto de la realidad de lo que estaba ocurriendo, mientras tu amigo, El Assy, se tiraba dos meses de vacaciones en Egipto y mientras la maquinaria de la confección de la plantilla lo esperaba pacientemente.

Ah, y por cierto: hablando de su amigo ‘Moha’, a este señor no hace falta que lo desprestigie nadie. El ser el único dirigente deportivo que mantiene un veto a un periodista en cuanto a su entrada a un recinto deportivo; su comportamiento diurno y nocturno, el ‘chalecito’, su dedicación a los negocios nocturnos, sus largas vacaciones, su ausencia de su puesto de trabajo de manera constante por las mañanas, el no recibir a los representantes de otros clubes en el palco, sus plantones y desplantes a las autoridades y, en general, su comportamiento, además de su nefasta o diría que inexistente gestión del club, ya lo desprestigian lo suficiente. Eso sí, defender a un tipo así, querido, a mí me daría vergüenza. Con el enorme cariño que te tengo te lo digo. Hay pelotas redomados, sobadores de lomo impenitentes y entregados, que se comportan con bastante más dignidad. Ah, y por cierto, como ves, yo siempre hablo muy claro. Es una costumbre que tengo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights