DestacadasPolideportivo

Alaka’i Todd se une a Unicaja Costa de Almería

El jugador hawaiano de 205 cm llega para reforzar el ataque del equipo español en la Superliga.

De modo automático, la mente de cualquier habitante del planeta asocia Hawái al paraíso, un lugar extraordinario cargado de mitos también, pero en el que, además, habita uno de los grandes equipos universitarios de voleibol de Estados Unidos. En él ha crecido Alaka’i Todd, un gigante de 205 centímetros, jugador polifacético, dominante en el juego, que va a mudarse al paraíso europeo, a las playas de Almería, para ser el ‘artillero’ principal del nuevo proyecto de un equipo legendario, el ahorrador, en plena reinvención. Del Pacífico al Mediterráneo, de un océano a un mar, el joven opuesto viene para surfear la Superliga.

Nació el 28 de diciembre de 1999 en Kailua, ciudad muy conocida entre los surferos, en la isla de O’ahu, la más poblada y en la que también se sitúa Honolulu, capital, hawaiana. Mide “6 pies 9 pulgadas”, equivalente a dos metros y cinco centímetros, y sus comienzos en este deporte marcaron una infancia feliz: “Jugaba desde muy pequeño con mi familia en el patio trasero”. Comprendió que esto era lo que quería hacer “viendo partidos por la tele y yendo al Stan Sheriff de O’ahu para presenciarlos en persona”. Esto “encendió mi pasión por el deporte”, desvela, inspirándose “en Matt Anderson y Clay Stanley”.

Son sus referentes porque “su dedicación y logros han influido enormemente en mi estilo de juego y mi compromiso con el voleibol”, añade. No solo eso, sino que conoce toda esa “tradición de jugadores americanos que han jugado en Almería, como David Smith, Matt Fuerbringer, Alex Slaught o Nick Amado”, que “han dejado huella significativa en el club y han contribuido a su éxito”. Aquí, espera avanzar hacia sus sueños: “Mi objetivo final es seguir progresando y ayudar al éxito de mi equipo; aspiro a competir al más alto nivel y representar con orgullo a mi país en competiciones prestigiosas”.

Su trayectoria se ha centrado en la Universidad de Hawái, “desarrollé mis habilidades y obtuve una experiencia invaluable compitiendo al más alto nivel universitario”, tanto que para Unicaja Costa de Almería su condición polifacética es del máximo interés: “A mí se me conoce principalmente como opuesto, pero también hice una transición exitosa para jugar como central; esta versatilidad me ha permitido ampliar mis habilidades y contribuir de manera más dinámica a las estrategias de mi equipo en la cancha”. Pablo Ruiz lo tiene claro: “Muy fuerte en ataque… y tiene conceptos técnicos excelentes para otras facetas”.

El técnico almeriense no esconde las altas expectativas depositadas en Todd, tras la gran aportación de Neaves: “Esperamos mucho de Alaka’i, que sea uno de los jugadores más determinantes de la Superliga, con unas cualidades físicas que lo hacen candidato a ser de los principales en ataque, y una gran aportación en el resto de aspectos del juego”. A eso ayudará la alta competitividad de la liga universitaria: “Viene de una competición que, si bien no es profesional, es muy fuerte, en la que su universidad tiene uno de los equipos con más tradición,  con dos entrenadores muy buenos y con mucha experiencia, como son Charlie Wade y Milan Zarkovic, que, ha dirigido selecciones nacionales en Europa”.

Sin duda, se necesitará aclimatación, “entendemos que es un cambio muy grande para él, pero vamos a intentar ayudarle en todo momento, tanto dentro como fuera de la pista, para que se adapte al equipo lo más rápido posible y que pueda ayudar a nivel deportivo desde el ‘día uno’”. Por su parte, este joven de 24 años pondrá también todo de su parte: Estoy encantado de unirme a Unicaja Costa de Almería y comenzar este emocionante capítulo en mi carrera de voleibol en Europa”. El contexto la ayudará: “Siendo de Kailua, aprecio profundamente la playa y las actividades al aire libre, pasar tiempo junto al mar”.

Llegará, además, habiéndose cargado de información: “Antes de incorporarme a Unicaja Costa de Almería, investigué un poco sobre el club y la ciudad, y he aprendido sobre la rica historia del club y su fuerte presencia en la liga española y la propia Almería es muy conocida por su hermosa costa mediterránea y su vibrante cultura”. Además, le motiva la Superliga: “Sí, la conozco, porque es reconocido su nivel competitivo y tiene reputación de ofrecer partidos de voleibol de alta calidad”. De hecho, “en la primera experiencia fuera de mi país quiero adaptarme rápidamente al nuevo estilo de juego y nivel de competición”.

Lo tiene claro, “contribuir eficazmente al éxito de mi equipo y crecer como jugador y como persona”, y lo repite: “Mi objetivo es contribuir al equipo en múltiples facetas; en la cancha quiero destacar en ataque, bloqueo y defensa, adaptándome a cualquier rol que el equipo necesite de mí; fuera de la cancha, espero aportar energía positiva, trabajo en equipo y una sólida ética de trabajo al grupo”. Se considera preparado: “Como jugador, estoy en un punto en el que tengo una base técnica sólida y experiencia, pero tengo muchas ganas de aprender y crecer más a través de nuevos desafíos y oportunidades”.

De hecho, se define “como jugador competitivo y fuerte, tanto técnica como físicamente, que se esfuerza por mejorar continuamente y por aportar positivamente al equipo”. Tiene condiciones para adaptarse a lo que se le pida: “Disfruto de un estilo de voleibol simple, lento y rápido, que enfatiza las transiciones rápidas y la flexibilidad táctica, un sistema de juego dinámico se adapta a mis puntos fuertes y me permite utilizar mis condiciones de manera eficaz y superar el bloqueo”. Sabe lo que quiere y viene a por ello: “Tengo muchas ganas de aportar mis capacidades y dedicación a Unicaja Costa de Almería”.

Capítulo especial para la afición, “y de conectar con los fans”, a los que se dirige: “Estoy increíblemente emocionado de unirme a este prestigioso club y contribuir a su legado, y lo daré todo en la cancha para representar al equipo con orgullo”. Mientras que no juegue, “playa, ya sea para relajarme o jugar vóley playa con amigos y compañeros de equipo”, siendo sus demás aficiones “cocinar, hacer senderismo y surfear, lo que me proporciona relajación y equilibrio”. De todo ello tendrá en una Almería que lo espera con los brazos abiertos. Alaka’i Todd no siente presión y, al fin y al cabo, solo cambia de paraíso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights