DestacadasRadioblogRadioBlog: Minuto 92

VÍDEO BLOG #Minuto92: El autor intectual de los fichajes de Appiah y Milovanovic no sabe hablar públicamente sin echarse flores (crónica de la rueda de prensa de ayer)

VÍDEO BLOG #Minuto92: El autor intectual de los fichajes de Appiah y Milovanovic no sabe hablar públicamente sin echarse flores (crónica de la rueda de prensa de ayer), por Víctor J. Hernández Bru.

Tampoco es ningún secreto que no me gusta el CEO de la UD Almería. Soy almeriense, seguidor del Almería y además admirador de los detalles de compromiso con esta tierra que ha tenido desde hace cuatro años su jefe, Turky Al Sheikh, pero no me gusta su hombre de confianza.

Ayer decía, en la tertulia, Álvaro Muro, que no puede ser que cada vez que este hombre aparece, se dedique fundamentalmente a echarse flores a sí mismo. Ayer lo volvió a hacer. Preguntado por otro de nuestros tertulianos, Miguel Del Pino, acerca del peligro acuciante de perder la categoría, El Assy respondió prendiendo otra flor más en su solapa, comprometiéndose a que no se descenderá y preguntando al auditorio que cuándo él ha dejado de cumplir un compromiso. Pues bien, algunos ha dejado de cumplir, como por ejemplo el de la Ciudad Deportiva en los plazos que comprometió o el de que la obra del Estadio de los Juegos Mediterráneos no iba a parar, cuando ahora está pospuesta para dentro de dos años; ya digo, entre otras.

Pero lo que me preocupa no es sólo esto, sino esa sensación que la gente del deporte, quienes hemos jugado, entrenado, quienes hemos echado los dientes en uno o en varios clubes, tenemos de que este señor no sabe ni dónde está, es un personaje absolutamente ajeno al mundo del deporte y, lo que es peor, piensa que lo sabe todo sobre él.

Que un dirigente prometa que su equipo no va a bajar de categoría es la más evidente prueba de que no tiene ni la más repajolera idea de lo que se tiene entre manos. Pero no es un hecho aislado. En la misma comparecencia de ayer que, por cierto, no era para su lucimiento personal sino para presentar a un futbolista que quedó absolutamente eclipsado, no se le ocurrió otra cosa que afirmar que el club ha firmado a otro portero para que Pacheco no sienta la presión de ser el segundo portero.

Me gustaría saber, pero de verdad, con sinceridad, qué opina el entrenador, Rubi, acerca de estas palabras; qué piensa sobre que el CEO del club se meta en poner orden de prioridad en los porteros, en definir quién es el primero, el segundo y el tercero; y que afirme que Pacheco se va a quedar, cuando Rubi ya dijo el domingo que es un caso perdido, es decir, que se va a quedar enturbiando el ambiente del vestuario.

Y sí, ya sé que esto puede ser un mensaje de dureza para que Pacheco entienda que lo que tiene que hacer es buscar el dinero que asegure su marcha, pero expresado con tal torpeza que vuelve a evidenciar la triste realidad: que el CEO del Almería está persuadido de que él es quien tiene que tomar las decisiones deportivas en el club, a pesar de que no tiene ninguna preparación ni conocimiento para ello.

El caso Pacheco está como está porque el máximo responsable del club, que según dice El Assy es él mismo, no ha sabido solucionarlo a tiempo, algo que no extraña cuando se trata del mismo personaje que trajo por ocho millones de euros a un Appiah con el que ahora no sabe qué hacer o por tres y medio, este mismo verano, a un Milovanovic que ha sido descendido al filial para poder firmar a Luis Suárez y que, por tanto, ya no podrá jugar más esta temporada en el primer equipo. Por cierto, un fichaje, el de Luis Suárez, que se produjo a principios de diciembre, pero cuya inscripción se demoró hasta el día antes del partido ante la Real Sociedad. Como ves, querido Mohamed, entre tu actuación y la de un dirigente deportivo con solvencia y rigor hay las mismas diferencias que entre un huevo y una castaña.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Verificado por MonsterInsights